Frontera.-Los 50 años que han pasado tras la muerte de Melesio Alfredo Osoria Chaves que era conocido como “La Palma” no han sido ninguna obstáculo para que desde entonces su familia lo visite en el panteón Dolores en donde además de hijos e hijos políticos, ahora también se han sumado a la tradición los nietos y bisnietos porque están seguros que jamás dejaran que su recuerdo muera.

Ahí frente a la tumba de “La Palma” estaba la familia, entre ellos Alma Osoria, Rocío, Alma García Osoria, José Luis García Noriega, además de nietos y bisnietos que aunque no lo conocieron en vida, el solo hecho de que su abuela les platique como era en vida, les transmite el mismo amor que la familia siempre le tuvo.

Acompañados por músicos de acordeón, bajo sexto y saxofón, la familia Osoria llegó desde temprana al panteón Dolores como lo han hecho desde 50 años atrás, ya que su padre conocido en frontera como “La Palma” falleció a la edad de 44 años cuando apenas estaba en plenitud, pero dejando un legado de amor y alegría por la vida en todos sus hijos.

Por eso, ayer la reunión familiar era inminente, recordar cada anécdota que de jóvenes y en su momento vivieron con Melesio “La Palma” es para ellos volver a vivir y con esos recuerdos es que tienen presente de manera espiritual a ese gran padre que vivió siempre con alegría.

Durante su estadía en el panteón, la música no faltó pues era parte de la vida de “La Palma” por eso ángel mío, sentencia de amor, me refiero a ti entre muchas otras se escucharon para recordarlo y para dejar en claro que el legado de unión familiar que marcó, sigue vivo y que aún con el paso de los años nunca se