Un hombre de 40 años llevó de urgencia a su “esposa” al Hospital Central de Xuzhou City en China. Sin embargo, los médicos notaron que paciente no tenía 20 años como dijo su marido y más bien lucía como una niña que no superaba los 12 años.

El sujeto llevó a la menor de tres meses de embarazo al centro asistencial para realizarse un chequeo y revisar al bebé que venía en camino. Con estupor los doctores se dieron cuenta que la niña no hablaba chino mandarín y no entendía las preguntas de los médicos.

Desde el Hospital dieron aviso a la policía y se determinó que la joven no portaba identificación china y provendría de algún país de sudeste asiático.

El hombre, junto a otra mujer adulta, fueron detenidos mientras se desarrolla una investigación para determinar la real edad de la menor y determinar su origen. La policía indaga un posible rapto desde poblaciones vietnamitas, delito que ha incrementado en los últimos años.

Por Cadena Noticias