Durante las últimas dos décadas ha sido coronada como reina gay en prácticamente toda Latinoamérica y varias ciudades de Estados Unidos.

Lucía Méndez confesó que se siente preocupada por la comunidad gay, pues ellos la consideran como todo un estandarte. Según declaraciones de la actriz hay mucho sufrimiento de parte de sus miembros por lo que ella los invitó a ser más espirituales para lograr un equilibrio en su vida.

Méndez ha tenido un acercamiento frecuente con el gremio y más de una vez se ha unido a los reclamos por sus derechos. Además, es una de las figuras más imitadas en el mundo trasvesti.

“Me encantaría que toda la comunidad tuviera más espiritualidad, no en fanatismo, ni en religión o para darse golpes de pecho, sino a través de la meditación y de cosas que ayuden a sus fans, porque sufren mucho”, dijo la actriz.

Con información de LMShow.