Muere minero ahogado

La mina se inundó desde el martes, el patrón ocultó el accidente

A Juan Manuel Galván Robledo le sobreviven sus dos hijos, una menor de casi 15 años y un niño de 10 años, así como su esposa Martha Magaly Velázquez Ríos.
PUBLICIDAD

EJIDO LA MOTA, COAH.- Una tragedia minera se registró la tarde del martes en una mina de arrastre ubicada en el ejido La Mota, el lugar se inundó cuando los mineros realizaban labores de destumbe de carbón y se toparon con un cañón, todo esto dejó a una persona sin vida.

Según trascendió las acciones de los mineros toparon con un cañón minado y se originó la inundación al interior del desarrollo carbonero que operaba clandestinamente.
El infortunado respondía al nombre de Juan Manuel Galván Robledo de 43 años de edad con domicilio en el ejido La Mota, dónde se ubica el complejo de carbón, el murió al quedar atrapado tras una inundación.

Elementos de SEDENA arribaron al lugar de los hechos para abanderarlo.

De estos hechos tomaron conocimiento 5 horas después las autoridades de Protección Civil, Secretaría del Trabajo y Previsión Social, y autoridades de la Fiscalía en la Región Carbonífera.
No fue sino hasta la mañana del miércoles cuando cuadrillas de trabajadores de MINOSA; el titular de FOGAMICO, Luis Fernando Santos Flores, director de PRODEMI Javier Gómez Acuña; mineros voluntarios de otras empresas de carbón, y los propios trabajadores de la mina de arrastre quienes se concentraron en el lugar para realizar las maniobras de rescate de Juan Manuel, de quien esperaban estuviera con vida.

Cerca de 60 personas se sumaron a las labores de rescate por espacio de 20 horas, finalmente el cuerpo fue recuperado pero sin vida, ubicándolo a 70 metros de profundidad del desarrollo minero.
Trascendió en el lugar que la mina presuntamente es propiedad de Juan Manuel Martínez Aguilar originario del municipio de Múzquiz.
Sin embargo los contratistas fueron identificados con los nombres de Ricardo Lucio y Felipe Ríos Gómez, quienes en ningún momento se presentaron para colaborar con las autoridades a lograr la recuperación del modesto obrero.

También puedes leer: ‘Mi hermano ya va a descansar’

Los hechos ocurrieron el pasado martes alrededor de 18:00 horas sin embargo fue notificado a las autoridades hasta las 22:00 horas.

Ahí mismo trascendió que los contratistas y el dueño se ampararon debido a una exhaustiva investigación que ya realiza la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, quienes en su momento informaron que fue el año pasado cuando habían acudido a dicho lugar pero no se encontraban en operaciones.
En tanto un minero mencionó que hace 3 años la mina entró en funciones, posteriormente la clausuró la Secretaría de Trabajo y la reabrieron hace un año, operando de forma clandestina, lo que deja en entredicho lo proporcionado por la STPS.
Fue cerca de las 14:45 horas cuando la señora Martha Magaly Velázquez esposa del occiso arribó al lugar de los hechos con la esperanza de ver a su conyugue con vida, desafortunadamente al ingresar al complejo observó que el cuerpo de su marido lo trasladaban en una carrosa a un anfiteatro.

La mujer entró en una fuerte crisis nerviosa derrumbándose en el lugar culpando de los hechos al dueño de la mina así como a los contratistas “me lo mataron” gritaba entre lágrimas, siendo auxiliada por personal de la Secretaría de Salubridad.
A Juan Manuel Galván Robledo le sobreviven sus dos hijos, una menor de casi 15 años y un niño de 10 años, así como su esposa Martha Magaly Velázquez Ríos.
Al momento de la tragedia se encontraban 9 personas laborando en el yacimiento de los cuáles 6 se encontraban en el interior del desarrollo carbonero, algunos de los sobrevivientes son Humberto Ríos, Juan Flores y Noé Oviedo Zamarripa.