Padecen pacientes atención en IMSS

Los diabéticos que son atendidos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) enfrentan dificultades como una falta de seguimiento real, una insuficiente medición sobre su avance y la falta de atención integral.
Esto, sumado al poco apego al tratamiento por parte de los pacientes, se traduce en que de los 3.5 millones de diabéticos atendidos en el IMSS, el 60 por ciento está descontrolado.
Sylvia Ordóñez, de 69 años, fue diagnosticada con el mal hace 22 años, tomó medicamentos más de una década y los últimos 5 años ha estado en tratamiento con insulina, aún así padece insuficiencia renal, enfermedad cardiovascular y retinopatía diabética.
Su esposo Adolfo lo atribuye a la falta de seguimiento de su enfermedad en la Unidad de Medicina Familiar 4 y al poco tiempo que los médicos le dedican a la consulta.
“Tienes que ir a la consulta cada 3 meses pero el médico ni siquiera te revisa, lo único que hace es darle un botonazo a la computadora, imprimir la receta con los medicamentos que dice el sistema y ya no te revisan físicamente, no hay un seguimiento formal y personalizado donde se atiendan los padecimientos del enfermo”, describió.
Francisco Javier Martínez, de 56 años, estuvo tres semanas internado en el Hospital General Regional 25 por una infección urinaria que se salió de control y llegó hasta su pierna derecha provocándole un absceso que requirió cirugía.
“La doctora de la Clínica 35 nos dijo que es probable que ya tenga insuficiencia renal crónica y aparte tiene un testículo muy inflamado, pero ahorita los médicos sólo lo curaron de la pierna”, señaló su esposa.