Pasaba más de 10 horas en el celular y terminó convulsionando

Fue la mamá del niño la que lo encontró tirado en su cuarto, lo tomó en sus brazos y lo llevó de emergencia a un hospital en donde fue canalizado por un neurólogo

Pablito pasaba más de 10 horas en el celular y terminó convulsionando.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Un niño de diez años de nombre Pablo terminó en el piso de su habitación con ataques epilépticos tras el uso excesivo de un celular, agregándole desveladas, según los resultados de estudios neurológicos.

De acuerdo con El Mañana de Nuevo Laredo el menor pasaba más de 10 horas usando el celular, fue su mamá la que lo encontró tirado en su cuarto, lo tomó en sus brazos y lo llevó de emergencia a un hospital en donde fue canalizado por un neurólogo.

El especialista reveló que Pablito no tenía antecedentes genéticos de epilepsia, por lo que ante estudios y conociendo las actividades del niño encontró la causa de los ataques epilépticos, era la luz que emite el aparato y la fotosensibilidad a la luz, es decir, la luz detonó registros eléctricos al cerebro de este menor y de pronto termina convulsionando.

Cabe destacar que es el primer caso que se presenta en Nuevo Laredo, por lo que alertan a los padres de familia que controlen el uso de teléfonos celulares entre los menores de edad ya que es su responsabilidad.

“Hace aproximadamente dos meses este pequeño fue dado de alta del programa con quien se tuvo que hacer un trabajo integral para ayudarlo a superar esta adicción por el celular”, dijo la coordinadora del programa de Salud Mental y Adicciones en Nuevo Laredo Guadalupe Caballero Gutiérrez.