Peso pierde su encanto y cae casi 1%

El mercado mostró nerviosismo por la tasa de interés de los bonos del Tesoro que se revirtió y ahora se paga más en el corto plazo que en el largo

Al peso le duró poco el optimismo de la propuesta del gobierno federal de la recompra de los bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), al presentar una depreciación cercana a 1% y observarse cotizaciones por arriba de 20.50 pesos por dólar.

El debilitamiento de la moneda mexicana se explicó en parte porque, en el mercado de cambios existen dudas sobre la recompra de estos bonos, aunque, están en espera de mayores detalles sobre las políticas de la nueva administración.

La medida busca recuperar la confianza de los inversionistas y reducir la incertidumbre, sin embargo, no cambia la cancelación del aeropuerto. Si la oferta de compra es satisfactoria, de forma oficial podría anunciarse el final de los trabajos en Texcoco en la segunda mitad de diciembre.

TE PUEDE INTERESAR… Rockero mantenido vapulea a esposa

El tipo de cambio peso-dólar finalizó en un precio de 20.5070 pesos en operaciones interbancarias a la venta, con respecto al cierre de las negociaciones de la jornada anterior (20.3055 pesos), significó una pérdida de valor de 0.99%, esto es una depreciación de 20.15 centavos.

En el mercado electrónico, a las 8:30 de la noche, la paridad registró un precio de 20.5116 pesos por billete verde, frente a las últimas transacciones de la sesión previa (20.5070 pesos), representó una ligera depreciación de 0.02 por ciento.

Mayor aversión al riesgo

Los participantes del mercado se encontraron nerviosos por la tasa de interés de los bonos del Tesoro a cinco y tres años que se han invertido, es decir, el rendimiento ofrecido por el de menor plazo superó al de mayor plazo, pues históricamente esto se ha tomado como una mala señal de que el ciclo económico de expansión llegó a su fin.

En el mercado financiero global la aversión al riesgo incrementó debido al surgimiento de dudas sobre el reciente entendimiento comercial entre Estados Unidos y China, tras la falta de una confirmación por parte de las oficinas de gobierno de cada país.

Las monedas de países emergentes bajo ese contexto reaccionaron negativamente, como fue caso del peso mexicano, sin embargo, la divisa más afectada fue la lira turca con una caída de 2.72% a 5.3930 por dólar.

El rand sudafricano también salió perjudicado al presentar una caída de 1.17% a 13.8519 rands por dólar, mientras el rublo ruso disminuyó 0.42% a 66.7966 rublos por dólar y el real brasileño retrocedió 0.13% a 3.8493 reales por dólar.

La volatilidad seguirá

El subdirector de análisis de Tipo de Cambios de Banorte-Ixe, Santiago Leal, adelantó que la moneda mexicana continuará con movimientos volátiles, los próximos días, con la perspectiva de mantener un rango de negociación que fluctuaría entre 20.20 pesos y 20.60 pesos por dólar.

El experto mencionó que el mercado de cambios estará en espera del anuncio del presupuesto de egresos del gobierno para el próximo año, pues de existir un mayor déficit en la cuenta corriente, existe la posibilidad de que el peso se presione y supere el nivel de resistencia de 20.60 pesos.

Por su parte, el área de análisis de cambios de MetAnálisis advirtió que el escenario de la paridad peso-dólar se ve complicado en el corto y mediano plazo, debido a la inquietud que hay sobre la incertidumbre de las políticas económicas de la nueva administración y la guerra comercial entre EU y China.