Pide CEM esclarecer caso de sacerdote desaparecido en Coahuila

Ciudad de México. La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) expresó su solidaridad con la diócesis de Saltillo, con su obispo Raúl Vera López, el prebisterio, feligreses, comunidades religiosas y parroquiales, así como a la familia del sacerdote Joaquín Hernández Sifuentes, religioso que se encuentran desaparecido desde la semana pasada.

El cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara y presidente de la CEM, y Alfonso Miranda Guardiola, obispo auxiliar de Monterrey y secretario general de dicho organismo eclesial, hicieron un llamado a las “autoridades competentes para esclarecer los hechos” que llevaron a la desaparición del referido presbítero, quien es vicario de la parroquia del Sagrado Corazón, en Aurora, Coahuila.
También exhortaron a la sociedad civil y a la comunidad eclesial a colaborar en su búsqueda y añadieron que “el crimen y la violencia destruye lo más sagrado que tenemos: la vida”.

Los jerarcas instaron a buscar caminos evangélicos para alentar “nuestra esperanza, buscar el diálogo y la reconciliación en todo momento, como plataforma de una sociedad digna, justa y con un desarrollo humano integral para todos”.

Indicaron que hay que unirse en oración tanto por Hernández Sifuentes, como por el país y por todos los desaparecidos.

Vanguardia