Según cuenta la madre, nunca se toma la vida demasiado enserio.

“No porque esté a punto de ser mamá significa que deba crecer”, escribió Katie Stricker, una estadounidense que usó una máscara de Chewbacca es pleno parto.

 Así es, el pasado 1 de enero, la mujer se convirtió en mamá de la manera más divertida que se le pudo imaginar. Y es que, según cuenta, nunca se toma la vida demasiado enserio.

De esta forma, decidió documentar el nacimiento de su primer hijo luciendo como uno de nuestros personajes favoritos de Star Wars, con lo que saltó a la fama rápidamente.