Se presentó una queja ante una corte juvenil para que el niño sea apoyado.
Las cámaras de seguridad de un banco en Valparaíso, Chile, captaron el momento en que un niño toma el dinero de un cliente en un cajero automático, y huye para llevárselo.

Aunque los presentes creyeron que el infante se encontraba en compañía de sus padres, el personal del lugar aseguró que no es la primera vez que tienen dificultades con él, ya que entra solo, les roba papeles de los escritorios o enciende la alarma. Aunque el travieso devolvió los 97 mil pesos chilenos (2 mil pesos mexicanos), luego de ser perseguido por la víctima, continuó molestando a los clientes.

De acuerdo con el hombre que lo sorprendió, Juan Alberto Ibarra, se presentó una queja ante una corte juvenil para que el niño sea apoyado y se le salve de meterse en un problema mayor.

sdpnoticias