Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

‘Es momento de ayudar a Monclova’, entrevista a Carmen Garza T.

Por Jorge Salazar - 13 abril, 2020
‘Es momento de ayudar a Monclova’, entrevista a Carmen Garza T.

En medio de la crisis por la falta de insumos en la Clínica 7 del IMSS que mantiene al borde del colapso al sistema de salud, la regiomontana Carmen Garza T. Junco, hizo un llamado a los empresarios de Monclova para retomar el activismo social y apoyar a médicos y enfermeras.

La Consejera de la Fundación COMUNIDAR, forma parte de la iniciativa #RespiraNL que ha permitido dotar de importantes insumos a hospitales de Monterrey gracias a generosos donativos empresariales, en un esfuerzo que dijo debería ser replicado en Monclova.

Una auténtica bocanada de aire fresco para el sistema de salud pública de Nuevo León, se ha convertido la iniciativa #RespiraNL, que podría imitarse en Monclova con la participación de empresarios.

“En la crisis, el sector empresarial de Monclova debe activarse, aportar ideas y sobre todo estrategias para ayudar a nuestros médicos y enfermeras”, afirmó.

Señaló que en estos momentos los empresarios de Monclova no pueden pensar en ganancias. “Es momento de ser solidarios y poner todo lo que esté en nuestras manos para ayudar no solo generando empleos, se requieren insumos médicos, como empresarios tenemos la responsabilidad moral de participar en todo lo que nos competa y donde no, también”, afirmó Carmen Garza T.

Explicó que la iniciativa #RespiraNL ha permitido recaudar una importante cantidad de recursos, apoyo humano y logístico de los empresarios para entregar insumos médicos como caretas, cubrebocas, guantes y batas a hospitales como el Materno Infantil, Universitario, General de Zona 67 del IMSS, la Secretaría de Salud del Estado y al TecSalud.

Señaló que esta iniciativa es un ejemplo del poder y el peso específico que debe tener la iniciativa privada ante las calamidades, por eso insistió que los empresarios de Monclova tienen el compromiso de ser la voz de su pueblo, levantarse, defender y ser más proactivos ante la crisis que están viviendo los médicos de la

Clínica 7.

“Siempre lo he dicho, como empresarios hay tres cosas que podemos dar: Tiempo, talento o tesoro, y si en estos momentos no hay dinero porque las empresas están en crisis, pues tenemos tiempo y talento humano que puede ser de utilidad en esta cruzada, los invito a que actuemos ya”, aseguró.

La empresaria quien es consejera y fundadora de la Fundación COMUNIDAR desde el 2011, coincide en la necesidad de buscar estrategias para resolver la problemática social de la región, fomentando una cultura de inversión social estratégica y la participación ciudadana con el bien común como objetivo principal.

Es por su trayectoria y experiencia, que dijo se necesita mayor liderazgo empresarial y civil en Monclova, para que alcen su voz y protejan a sus médicos. “Es triste que los monclovenses tengan que venir a Monterrey a atenderse, dos de los fallecidos en Monterrey eran de Monclova, pero lamentablemente perdieron tiempo valioso en su traslado”.

Señaló que al saber de la pandemia y de las carencias hospitalarias en Monterrey, se pusieron en acción lanzando el programa #RespiraNL con la meta de activar a la ciudadanía, los partidos políticos, empresas, cámaras, organismos intermedios y la sociedad civil, quienes han respondido favorablemente para tratar de aliviar un poco el sufrimiento de los médicos, enfermeras y personal de salud.

Reiteró el llamado a los empresarios de Coahuila, para emprender esfuerzos similares y asumir que el 2020 debe ser el año de la solidaridad.

Mientras en Monclova se vive un inminente colapso de la Clínica 7 del IMSS por la falta de insumos (arriba); en Nuevo León, los empresarios y la sociedad civil están poniendo la muestra como una sociedad más articulada y participativa a través de la iniciativa #RespiraNL (izq.).

“No es un año de ahorros, no es un año de ganancias, es un año de realmente voltear a ver a los demás, no importa de quien es la obligación, todos somos hermanos tenemos que preocuparnos por los semejantes, en este momento de pandemia la prioridad son nuestros médicos, deben tener insumos suficientes, no podemos mandarlos a la guerra sin fusil, este es un llamado de atención para todos, dónde están esos insumos, por qué no han llegado”, cuestionó.

En este esfuerzo explicó que la Fundación COMUNIDAR cuentan con el apoyo de la sociedad, con una plataforma ciudadana sin fines de lucro y total transparencia.

“Somos una fundación comunitaria que agrupa muchísimas iniciativas sociales, somos una Asociación Civil sin fines de lucro que ha demostrado que con participación ciudadana se pueden lograr grandes

cambios”.

Sostuvo que en Monclova no todo está perdido, y que aún es tiempo para que empresarios y la sociedad civil se levanten, organicen y entiendan que, sí el gobierno no garantiza insumos en los hospitales, es obligación de todos ponerse las pilas y ayudar a médicos y enfermeras.

En esta lucha precisó que Fundación COMUNIDAR está integrada por 30 personas entre consejeros y equipo operativo, con 70 voluntarios que ayudan en la estrategia de recaudación de fondos, las compras y las entregas, con el apoyo de empresas como Grupo Monterrey, Femsa, Frisa, Soriana, Cemex, Lamosa y muchas otras.

“En tiempos como los que vivimos no hay espacio para la simulación, la promoción política ni la confrontación. Tenemos que actuar en esta crisis y no es momento de protagonismo, es momento de pasar de un ego tremendo a un ecosistema, no es momento para lucirse, ni para aprovecharse, ni para hacer negocios revendiendo equipos médicos, es momento de la solidaridad”.

Así mismo ofreció total apoyo de COMUNIDAR y de #RespiraNL a Coahuila con la esperanza de que este tipo de iniciativas de la sociedad civil se repliquen por todo el país, en especial en Monclova donde es urgente actuar.

“Nunca es tarde para articularse, con mucho gusto estamos en la mejor disposición de compartirles lo que estamos haciendo en #RespiraNL para apoyar a los hospitales”.

Dijo que culturalmente creemos que todo lo debe resolver al gobierno federal y estatal, pero no es posible quedarse de brazos cruzados si algo no se está moviendo.

“El gobierno de Nuevo León está haciendo un buen trabajo, pero tenemos que ser conscientes que no hay recurso que alcance para el problema que se avecina, tenemos que ayudar todos”.

Expuso que la manera de coadyuvar con el gobierno es participando en la toma de decisiones, siempre apoyados con un grupo de consultores y expertos en la materia.

“Nosotros como estado vecino estamos en la mejor disposición de colaborar si los empresarios de Coahuila se ponen las pilas y aportan, nosotros podemos apoyar en brindar insumos médicos y compartirles nuestras experiencias de éxito organizacional”.

FASE CRÍTICA Y DESINTERÉS CIUDADANO

En cuanto a los días que se avecinan con la Fase 3 de la pandemia, pidió a la población permanecer en casa y seguir las indicaciones de las autoridades, sobre todo no ser tibios pensando que no va a pasar nada.

“Lamentablemente nuestra gente aún no se la cree, como ven pocos muertos siguen pensando que esto no es real, esto nos pone en desventaja y con un alto riesgo de un contagio masivo, sobre todo si vemos que en Nueva york se reportan días con más de mil muertos. Debemos pensar ¿por qué con nosotros sería diferente?, en 10 días vendrá el punto más crítico en Nuevo León, prepárense”.

DESEMPEÑO DEL GOBIERNO FEDERAL

Aunque el Gobierno Federal se mostró apático de inicio, provocando desinformación y que los estados aplicaran sus propias restricciones, dijo que tiene la esperanza que se rectifiquen y unifiquen la toma de decisiones.

“No me siento derrotada todavía, creo que son muchos méxicos en nuestro México, el México del norte, el del centro, el del sur, creo que el Gobierno Federal se ha centrado en un solo México y no en todos con sus distintas realidades, con sus distintos contagios y sus tiempos, lo ideal sería unirnos todos como estados y hacer un frente común”, consideró.

ESPERANZAS PARA EL FUTURO

“Si bien no sabemos qué pasará después de la pandemia, creo que tenemos que convertirnos en una sociedad muchísimo más articulada, si estuviéramos articulados desde antes, sociedad civil, iniciativa privada, academia, ya habríamos mitigado este tipo de emergencias, hubiera bastado con activar la estructura que aún no tenemos”.

Señaló que esta pandemia ya cambió al mundo, pero lo más importante para México sería que permitiera cambiar y establecer una plataforma de colaboración entre el sector público y privado, algo que llegara para quedarse.

“Yo sueño con una plataforma de interacción, de colaboración, que nos permitiera compartir mejores prácticas, sueño con un gobierno dispuesto a confiar en las decisiones que tome el empresariado y la sociedad civil, sueño con comités articulados de ciudadanos en todos los consejos de gobierno, esperemos que después de esta crisis y pase lo que pase, podamos hacerlo realidad”, finalizó.