Contactanos

Coahuila

´La Güera´ se siente plena como madre

Delia López aconseja a las mamás de hoy que disfruten mucho a sus hijos, porque crecen pronto.

Por Diana Ortiz - 09 mayo, 2024 - 11:19 p.m.
´La Güera´ se siente plena como madreDelia López "La Güera" se siente plena y satisfecha como madre.

Delia López Marroquín, conocida cariñosamente como "La Güera", es mucho más que una madre. Con medio siglo de experiencia en la maternidad, esta mujer de casi 70 años irradia una plenitud que muchos envidiarían.

Aunque ha alcanzado la edad dorada, su vitalidad y su espíritu autosuficiente la mantienen en constante movimiento. Hoy, en el día de las madres, celebra con gran satisfacción el privilegio de ser abuela y bisabuela, rodeada de una familia que valora por encima de todo.

Cada día, "La Güera" abre las puertas de su puesto de tacos y gorditas en la calle Hidalgo, cerca de la Policía Preventiva Municipal. Su presencia es un faro para aquellos que la conocen; su rostro es sinónimo de calidez y amor compartido. Con tres hijos a cuestas, dos mujeres, Anabel y Sugely, y un hijo varón, ha tejido los hilos de su vida entre la responsabilidad maternal y el trabajo arduo.

"Ser mamá es la mayor bendición que he tenido", comparte con una sonrisa nostálgica. Los recuerdos de sacrificio y dedicación surgen en sus palabras mientras reflexiona sobre los desafíos de criar a sus hijos en tiempos difíciles. Viuda desde hace dos décadas, Delia ha sido el pilar de su familia, colaborando con su esposo para asegurar un futuro digno para sus seres queridos.

Los recuerdos de su infancia, marcada por la escasez pero también por el trabajo incansable, la acompañan en su viaje. Desde los seis años, aprendió el valor del esfuerzo y la solidaridad familiar al contribuir al sustento del hogar. Su historia es un testimonio vivo de resiliencia y determinación, un faro de esperanza para las generaciones venideras.

A punto de cumplir siete décadas de vida, Delia se considera una madre realizada. Su consejo para las madres contemporáneas es simple pero poderoso: "cuiden y disfruten a sus hijos". Consciente de la fugacidad del tiempo, abraza cada momento con sus descendientes, saboreando la dicha de ser testigo de su crecimiento y desarrollo.

"¿Qué más puedo pedirle a la vida?" se pregunta con gratitud. Su mayor deseo es que el tiempo le conceda la oportunidad de seguir compartiendo amor y sabiduría con las nuevas generaciones. Con una sonrisa en el rostro y el corazón rebosante de amor maternal, Delia López Marroquín, "La Güera", es un ejemplo viviente de la fuerza y el amor inquebrantable de una madre.

 

Artículos Relacionados