Sufre Santa Claus costo de juguetes

PUBLICIDAD

A pocos días de la llegada de Santa Claus las tiendas de juguetes en la ciudad, lucen abarrotadas de padres de familia que acuden a surtir la carta que sus hijos hicieron a Santa Claus, de 500 a 6 mil pesos se gastan en los regalos para sus hijos, sin contar la ropa y la cena de navidad.

Periódico La Voz realizó una encuesta con padres de familia que tienen de uno y hasta cinco hijos y que en cada regalo invierten un mínimo de 500 y hasta 6 mil pesos como en el caso de Pablo Guel que comprará a su hija un carrito eléctrico para que lo conduzca.

Nohemí Ibarra buscaba los regalos perfectos para sus dos nietos Emiliano y Gisel, quienes desde que llegaron a su vida han recibido un detalle de la abuela.

Estaba en busca de dos juguetes casi del mismo precio para que no haya preferencia, aunque estaba indecisa señaló que contaba con un presupuesto de mil pesos para ambos regalos y que era un hecho que no compraría aparatos electrónicos, que lo único que hacen es desconectar familias.

Laura Salazar estaba indecisa, no sabía qué regalarle a su nieto Dairon Alexander de cuatro años, luego de dar algunas vueltas por los pasillos de la tienda de juguetes decidió gastar 600 pesos en la compra de unos carritos con su pista.

Quien sí se vio en una situación económica más crítica fue Claudia Briseño quien junto con su esposo buscaba los regalos de sus cinco hijos, aunque son muchos entienden la situación y pidieron a Santa cosas no tan costosas como una pista, muñecas y carriolas.

Héctor García y su esposa María Fernanda solo tienen un niño que este año le pidió a Santa Claus muchas cosas y como su comportamiento durante todo el año fue bueno, sus padres decidieron que Santa le traiga todo lo que su hijo pidió.

“Le voy a comprar todo lo que pueda, no tengo ni idea de cuánto gastaré yo creo unos 2 mil pesos en puros juguetes, mi hijo tiene cuatro años y aún no se fija en los aparatos electrónicos”, señaló Héctor García.

Pablo Guel y su esposa Elba también hicieron un gran gasto con los regalos que Santa les llevará a sus hijos, su hija Gretel le pidió un carrito que cuesta 6 mil pesos y es para que ella lo pueda conducir, mientras que su hijo Pablo le pidió una tableta electrónica.

Señaló que año tras año esperan el pago de prestaciones como ahorro y aguinaldo para poder comprar estos regalos que sus hijos pidieron a Santa Claus, de lo contrario sería muy difícil adquirirlos.