Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

Los rescatistas no pierden la fe

Ha sido un trabajo muy difícil, tenían la esperanza de encontrar con vida a sus compañeros.
Por Teresa Muñoz - 10 junio, 2021
Los rescatistas no pierden la fe
El agua los alcanzó y, los mineros ya no pudieron salir de la mina.

MINERAL DE RANCHERÍAS (MPIO. DE MÚZQUIZ).- Un rescate muy difícil es el que los rescatistas realizan al interior de la mina Micarán, expresó Juan José Contreras Garza quien labora en dicho desarrollo desde el pasado viernes que ocurrieron los hechos.

Mencionó a LA VOZ que se trabaja arduamente en el rescate, en su caso apoya en el mando exterior tratando de cubrir las necesidades de los brigadistas, protegiéndolos del sol, brindándoles alimentación, otorgándoles prendas de vestir, destacando que es originario del mineral de Palaú y apoya en la capacitación de rescate de brigadas.

Dijo que un hijo de él anduvo también apoyando en el rescate de forma voluntaria, dejando en claro que los trabajos de rescate siempre se complican, algunos otros no tanto, pero en esta ocasión supone que se hubo problemas de debilitamiento de techos por lo mismo del accidente que pasó.

Expresó que, como mineros, nunca pierden la fe de encontrar a sus compañeros con vida, cuando suceden este tipo de situaciones, pensando siempre en encontrar el último minero.

Mencionó que cuando se registra la inundación en una mina, colapsan los verticales y con ello los soportes pues la misma corriente de agua los tumba y eso es lo que complica el avance para que el rescate sea rápido.

?Yo tengo la certeza de que los compañeros, hicieron todo lo que se pudo, tratando de avanzar lo más rápido que se pueda pues el rescate nunca se detuvo, desafortunadamente las situaciones a veces no permiten avanzar por la inseguridad que hay en ciertas áreas y el personal no se puede exponer.

"El agua los alcanzó y, ya nada se pudo hacer por los que se quedaron atrapados en el desarrollo carbonero", expresó el entrevistado añadiendo que es lo que comentan los obreros sobrevivientes.