Contactanos

Coahuila

Montan campamento en Central Camionera

No les permiten viajar en autobús hacia el norte y se niegan a devolverles el pago por boleto

Por Hilda Sevilla - 13 junio, 2022 - 09:51 p.m.
Montan campamento en Central Camionera
En la Central de Autobuses se niegan a devolverles el pago por los boletos que adquirieron.

SALTILLO, COAH.- Cientos de familias migrantes permanecen en espera de poder salir de la Central de Autobuses de Saltillo, debido a que ya no les permiten viajar hacia el norte de Coahuila; mientras que a los que pagaron el boleto, la empresa camionera se niega a regresarles el dinero, a pesar de la cancelación. 

Este lunes permanecían en el lugar alrededor de 600 indocumentados provenientes de Centroamérica y según relataron, tenían ya tres días durmiendo en el piso al quedar varados en la Capital de Coahuila por la prohibición de abordar las unidades que los llevarían a las fronteras de Piedras Negras y Acuña con Texas.

Desde el pasado fin de semana comenzaron a llegar al Estado para intentar cruzar a tierras americanas por los límites de Coahuila; el éxodo inició desde la semana pasada en el Sur de México y se calculaba un número de hasta 15 mil migrantes provenientes de Centroamérica los que intentarían llegar a Estados Unidos.

Los que lograron subir a los autobuses, fueron regresados en las regiones Centro y Norte a través de operativos que implementaron las autoridades de los tres órdenes de gobierno para tratar de contener la caravana; señalaron que fueron al menos 9 unidades las que tuvieron que regresar el pasado domingo a la central tras ser detectados. 

“Nosotros compramos los boletos, pero cuando comenzaron a regresar a los camiones, a los que estábamos en espera nos prohibieron viajar al norte, el problema es que no nos quieren regresar el dinero y a los que sí han atendido, no se los dan completo”, relató Víctor, uno de los migrantes varados.

El costo del pasaje es de mil 82 pesos y el reembolso que ha hecho la central es solamente de 900 pesos: “Se aprovechan de nosotros en todos lados, también en las tiendas donde llegamos a comprar agua y comida nos hemos dado cuenta que a los mexicanos les dan un precio y a nosotros nos aumentan hasta 10 ó 20 pesos”, afirmó. 

Uno de los argumentos del personal de la empresa es que deben esperar a que se vendan más boletos para poder completar las devoluciones: “Desde ayer (domingo) nos han dicho eso y atienden a 3 personas por hora, luego nos vuelven a hacer esperar; nosotros ya estamos desesperados, sobre todo los que viajamos con niños porque tenemos días aquí sin poder movernos”, expresó Víctor. 

En la primera llegada masiva de indocumentados, los entrevistados calcularon que son alrededor de 2 mil personas los que comenzaron a abordar los autobuses en Saltillo y provienen de Venezuela, Honduras, Nicaragua y Cuba; la opinión generalizada era esperar a que les permitieran abordar de nuevo los autobuses con destino a Acuña y Piedras Negras y recuperar el dinero que pagaron por los boletos.

infografias
Artículos Relacionados