Periodico la voz
Periodico la voz
Nación

Manejan la Cámara como si fuera botín

Por Agencia - 26 febrero, 2017
Manejan la  Cámara como  si fuera botín

En la Cámara de Diputados los procesos de adquisición de bienes y servicios se reparten como un botín entre los partidos políticos.

Desde varias posiciones administrativas se ordenan y ejecutan las contrataciones que se realizan en San Lázaro, la mayoría sin licitación pública y mediante asignaciones directas.

Solo en 2016, tres áreas dominadas por el PRI, el PAN y el PRD planearon procesos de contratación por mil 103.8 millones de pesos, entre cobertura de servicios personales, materiales y suministros, servicios generales, obras, bienes muebles e inmuebles, así como intangibles, como es el caso de licencias de software.

La Secretaría General es una posición del PRI y es el cargo administrativo de más peso en San Lázaro, desde la cual se coordinan todas las actividades administrativas y de atención a los legisladores.

En ese puesto labora Mauricio Farah desde la 62 Legislatura (2012-2015), llevado por Manlio Fabio Beltrones, excoordinador parlamentario del tricolor.

Además de esa posición, el PRI domina otros puestos clave en el manejo del presupuesto, como la Dirección General de Programación, Presupuesto y Contabilidad, con José Aldo García Valdés, y la Dirección de Recursos Humanos, donde está Abril Renee Aguayo.

Estos nombramientos fueron hechos por el coordinador del PRI en la actual 63 Legislatura (2015-2018), César Camacho.

El PAN tiene a Carlos Alfredo Olson San Vicente en la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros.

Y El PRD

Tiene la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios, con José Manuel Aboytes a la cabeza, quien fue colaborador del diputado Jesús Zambrano. Esta área es controlada por el partido del sol azteca con diversos cargos intermedios, como es el caso de Ubaldo Veloz Obregón, director general de Servicios Generales y suegro del exdiputado perredista Luis Espinosa Cházaro.