Periodico la voz
Periodico la voz
Nación

The Economist arremete contra AMLO, lo comparan con Jair Bolsonaro

Afirman que AMLO persigue políticas ruinosas por medios indebidos
Por Vanguardia Agencia - 27 mayo, 2021
The Economist arremete contra AMLO, lo comparan con Jair Bolsonaro

De acuerdo con el diario The Economist, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, de alguna manera ha escapado del centro de atención, en un mundo plagado de populistas autoritarios.

Mencionan que los liberales condenan furiosamente la erosión de las normas democráticas bajo Viktor Orban de Hungría, Narendra Modi de India y Jair Bolsonaro de Brasil, pero apenas notan a Andrés Manuel López Obrador.

También lee: Cuauhtémoc Cárdenas asegura que gobierno de AMLO no es de izquierda

Esto se debe en parte a que carece de algunos de los vicios de sus pares populistas. No se burla de los homosexuales, no golpea a los musulmanes ni incita a sus seguidores a incendiar el Amazonas. Para su crédito, habla en voz alta y, a menudo, en nombre de los que no tienen dinero en México, y no es personalmente corrupto. Sin embargo, es un peligro para la democracia mexicana.

López Obrador divide a los mexicanos en dos grupos: “el pueblo”, por lo que se refiere a quienes lo apoyan; y la élite, a la que denuncia, a menudo por su nombre, como delincuentes y traidores a los que culpa de todos los problemas de México.

También lee: AMLO pidió no estigmatizar a los pueblos indígenas sobre presunta venta de niñas

Dice que está construyendo una democracia más auténtica. Es una criatura extraña. Convoca muchos votos, pero no siempre sobre temas que se resuelven mejor votando.

Cuando se plantean objeciones legales a uno de sus proyectos favoritos (mover un aeropuerto, construir un oleoducto, bloquear una fábrica), convoca un referéndum. Elige un pequeño electorado que sabe que se pondrá de su lado. Cuando lo hace, declara que la gente ha hablado.

Incluso ha pedido un referéndum nacional sobre si enjuiciar a cinco de los seis ex presidentes de México vivos por corrupción. Como truco para recordar a los votantes las deficiencias de regímenes anteriores, es ingenioso. También es una burla del estado de derecho.