Contactanos

Opinión

“Mami mantenme aunque tenga 30 años de edad”

Sergio Canizalez Ibarra
Por Sergio Canizalez Ibarra - 01 mayo, 2022 - 09:23 a.m.
“Mami mantenme aunque tenga 30 años de edad”

“Mami mantenme aunque tenga 30 años de edad” 

“La mamitis es un mal qué echa a perder a los hijos, haciéndolos flojos, irresponsables, e incapaces de formar una familia”.

El amor de una madre hacia un hijo es inigualable, empero cuando ese sentimiento es excesivo, se vuelve un afecto dañino. 

A los hijos se les guía para qué puedan salir adelante en su camino, pero cuando eres una madre castrante e oportunista con respecto a las decisiones qué debe tomar aún ya estando casado, es un mal psicológico qué irónicamente prevalece hoy en día.

La disfuncionalidad de sobre proteger al niño de 40 años por la constante necesidad de tenerlo a tu lado por soledad destruye la capacidad de todo hijo para hacerse responsable con su esposa e hijos. 

La mamitis, es una codependencia nociva qué fija a la persona en la etapa infantil pues la falta de herramientas emocionales de madurez le resta el compromiso de encargarse de su vida y ejercer el verdadero papel de esposo y padre de familia, ya que mami está ahí para resolverle la vida evitándole el esfuerzo hasta de buscar el sustento económico de su propia familia.

Los divorcios y la desintegración familiar están a la orden del día por esta problemática. Sin embargo las mujeres castrantes con ese amor enfermizo hacia sus hijos, se deben tratar psicológicamente, pues a la larga traen consecuencias severas qué no tienen retroceso. 

El hijo debe desprenderse del cordón umbilical de la mamá, aprendiendo a ser autosuficiente en su vida, pues ella no es eterna siempre. 

En la existencia humana se deben cumplir ciclos con sus respectivas etapas, cada quien tiene qué emprender su vuelo pues nuestro objetivo de vida se alcanza individualmente, con enseñanza y experiencia propia. 

Das un mal ejemplo a tus propios hijos cuando te pones a su nivel corriendo con mamá cuando tienes problemas con tu pareja o tienes dificultades económicas. 

Sé maduro, no un holgazán sin oficio ni beneficio, los padres son maestros de nuestra vida, su función es prepararnos y no vivir por nosotros, toma la iniciativa y sé un verdadero hombre.

La mamitis es el reflejo de tu propia inseguridad cómo padre, desbordando tus carencias no resueltas en la vida de tus propios hijos. 

No seas egoísta y deja vivir a los que se supone amas más en tu vida, ellos no tienen culpa de tus frustraciones, no quieras reparar culpas o carencias en tu familia

Lic. Sergio Canizalez Ibarra psicólogo general, citas previas solo por mensaje al WhatsApp 8662394782

Artículo Relacionados