Contactanos

Opinión

Caminemos equipados con Jesús

P. Noel Lozano
Por P. Noel Lozano - 11 julio, 2021
Caminemos equipados con Jesús

Caminemos equipados con Jesús

En los tiempos actuales, no es muy común, encontrar a mucha gente con una definición de vida. Batallamos en tener conciencia de qué queremos y a dónde vamos. Es importante que, en el camino de la vida, tengamos conciencia de la misión que tenemos y a dónde vamos. 

Hoy ponemos nuestra atención en el envío por parte de Jesús a sus discípulos: “Comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus inmundos”. De la misma manera, el profeta Amós, subraya que profetiza, no por voluntad o iniciativa personal, sino “porque el Señor le agarró y le hizo dejar el rebaño diciendo: Ve a profetizar a mi pueblo Israel”.

 Por otro lado, Pablo en el himno cristológico de la carta a los efesios, canta los frutos de la misión en la conciencia de los cristianos: la bendición de Dios Padre, la elección en Jesús, la adopción filial, la redención y el perdón de los pecados, la revelación de los designios de Dios sobre la historia, el bautismo en el Espíritu Santo. El cristiano no sólo se realiza profesionalmente o humanamente, sino que como bautizado tiene una misión muy concreta y real en la tierra.

“La misión de la Iglesia se halla todavía en sus comienzos”, decía San Juan Pablo II. Estas palabras pueden ser pronunciadas en cada generación y en cada época histórica, porque es necesario estar siempre comenzando. Siendo el Evangelio para todos, cuando nace un nuevo ser humano en la tierra, hay que comenzar con cada uno la labor de evangelización. 

Necesitamos equipar el corazón y la vida de Dios. Caminar equipados con un gran amor a Jesús para poder acercar a los hombres a realidades que jamás han disfrutado. Necesitamos sacudirnos el letargo, la rutina, la pereza, que nos frena a hacer cosas por los demás.

Es increíble, que hoy 2021, constatamos que los creyentes en Jesús, después de dos mil años de cristianismo, son aproximadamente el 27% de la población global. Queda, por tanto, un 73% al cual hay que hacer llegar el Evangelio de Jesús. ¿No será nuestro siglo XXI la hora de Dios para todos los hombres, que todavía no conocen a Cristo? Es evidente que todos los cristianos tenemos que vivir “en estado de misión”. 

Los padres de familia son “misioneros” de sus hijos; los maestros de sus alumnos; los médicos y enfermeros de sus pacientes; los voluntarios de aquéllos a quienes asisten; los párrocos y sus colaboradores de los fieles de su parroquia... Lo único que en esta hora de Dios no podemos hacer es cruzarnos de brazos, estar sin hacer nada. En este tiempo de pandemia, los hombres tienen necesidad de algo más que una respuesta científica… Sería una postura irresponsable e indigna de un buen cristiano, no buscar acercar los hombres a Dios.

Para ser “misioneros” se requiere ser libres. Libres para aceptar esta dimensión propia de la vocación cristiana; libres para responder a Dios con generosidad, sin ataduras de instintos y pasiones egoístas; libres para seguir dócilmente las luces y los movimientos del Espíritu Santo dentro de nosotros mismos. 

Se nos pide ser libres de todo apego a los bienes y medios materiales, para presentarnos con el Evangelio puro, sin glosa; libres de todo orgullo y ansia de poder, con la conciencia clara de que somos servidores del hombre. 

Se nos pide estar únicamente equipados con un gran amor a Jesús, nuestro modelo; equipados con el Evangelio hecho vida; equipados con la confianza en Dios y con la esperanza en la acción del Espíritu Santo en el corazón de los hombres, sólo así descubriremos y amaremos nuestra misión como cristianos en el mundo.

Santa María Inmaculada, de la Dulce Espera, Ruega por nosotros.

P NOEL LOZANO: Sacerdote de la Arquidiócesis de Monterrey. www.padrenoel.com; www.facebook.com/padrelozano; padrenoel@padrenoel.com.mx; @pnoellozano

Artículo Relacionados