Contactanos

Opinión

LOS LIBROS SON ESPEJOS EN BUSCA DE LUZ.

En 1616, un día como hoy 23 de abril, fallecieron Miguel de Cervantes, y William Shakespeare, por lo que la UNESCO declara esta fecha para celebrar el Día Internacional del Libro y el derecho de autor.

Jesús Guajardo
Por Jesús Guajardo - 23 abril, 2022 - 09:51 a.m.
LOS LIBROS SON ESPEJOS EN BUSCA DE LUZ.

En 1616, un día como hoy 23 de abril, fallecieron Miguel de Cervantes, y William Shakespeare, por lo que la UNESCO declara esta fecha para celebrar el Día Internacional del Libro y el derecho de autor.

Murieron  don Guillermo y don Miguel, como debemos de saber, la misma fecha pero no el mismo día; en verdad Shakespeare, murió con 10 días de diferencia, ya que España había adoptado el calendario Gregoriano, suprimiendo diez días al año de 1582 e Inglaterra lo hizo hasta 1752.

Aunque realmente, digo yo, a quien habría que celebrar, festejar y agradecer en grande sería a don Juan Gutenberg, germano inventor de una prensa para imprimir con tipos móviles, o sea con letras sueltas, y vaya que nos cambió el mundo este tipo tan movido. Gracias a este aparato se pudieron imprimir  libros por millares, ya no transcribiendo a mano como se venía haciendo por los siglos de los siglos, ayudando con esto a la masificación del conocimiento y desarrollo de las letras,  las palabras y sobretodo el conocimiento y las ideas.

Gracias al hojoso empastado podemos tener una charla con brillantes mentes que seguramente nos aportarán algo, podemos disfrutar cientos de historias, y enriquecer nuestra lengua amueblándonos el cerebro.

Gracias al libro impreso pude yo leer mi primer libro, hace ya muchos años, El Principito, y pude yo también dibujar boas comiendo elefantes.

Para cada gusto hay excelentes libros:

Para tragedias, las griegas; para comedias, La divina Comedia;  enamoramientos locos, Romeo y Julieta;  ¿Te sientes la mujer maravilla? Alicia en el País de las Maravillas; ¿Te gustan los Caballeros de antes? El Quijote de la Mancha es para ti; para instintos suicidas,  nada como Manuelito Acuña; y para quienes les falta ética, la Ética para Amador; soledad es tu nombre: devora Cien años de Soledad o el laberinto de la Soledad del novel Octavio Paz y más solo todavía pues léete Pedro Páramo de Juan Rulfo. Para empezar a leer y terminar de leer, no uno, sino los dos testamentos de la biblia, cuyo nombre significa literalmente El Libro.

Felicito hoy a mis amigos escritores, los más publicados Amador Peña Chávez, Lucas Martínez y Luis Jorge Boone; felicito a las editoriales que fabrican hermosos libros especialmente a mi querida Dolores Quintanilla, quien edita los más bellos del mundo, a Leonor y Anita de Librería Patria de Monclova; Agradecemos a las bibliotecas por abrir sus puertas y acercar las letras a nuestras mentes cada día.

Sea cual sea su gusto, hobby o entretenimiento, abrir un libro le enriquecerá la vida.

Tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro:

Ya Tuve una hija muy hermosa, bueno, la semilla puse al menos, sembré un árbol flaco que riego cada noche, me falta todavía escribir y publicar un libro mío de mí para ti.

Y  de mi cancionero Picot, el infaltable Open Book:

Dicen de mí,

Que yo he sido un libro abierto

Donde mucha gente ha escrito

No hagas caso nada es cierto

En blanco está,

Nadie supo escribir nada,

No dejaron ni una huella

Nadie me importaba nada

Me importas tú,

Tú si escribes muy bonito

Para ti soy libro abierto,

Escribe en mí, te necesito

Me importas tú,

Tú si escribes muy bonito

Para ti, soy libro abierto,

Escribe en mi te necesito

Para ti, soy libro abierto,

Escribe en mi te necesito

Artículo Relacionados