This photo is taken by AllWinner's v3-sdv

Dejará por este día su trabajo para celebrar con sus seres queridos el Día del Padre.

Aunque hubiera preferido seguir trabajando porque para él hoy es un día como cualquier otro, Otilio Cabello quien lleva 37 largos años laborando en la venta de yukis y en su momento fruta de temporada, estará hoy en su casa descansando al lado de su esposa y su hija sin lujos, sin eventos ostentosos y sobre todo lo que él mismo resalta, sin bebidas embriagantes.

Don Otilio, es un hombre ampliamente conocido en el sector Oriente de la ciudad, actualmente tiene 57 años de edad de los cuales 37 los ha pasado en la calle acompañado de su triciclo, su hielera y los bidones donde lleva los sabores para poner en los yukis que son el sustento de él y su familia.

Al celebrarse hoy el Día del Padre, don Otilio dice tener esa dicha de ser padre de una jovencita de 17 años de edad y aunque reconoció que le hubiera gustado que su hija fuea profesionista, la decisión que la jovencita tomó fue no estudiar, “ya no quiso, solo fue a segundo de secundaria y mejor ya no la mandé porque sería como obligarla a algo que ella no quiso”.

Honroso en señalar que lleva ya 35 años de casado con Francisca Torres, don Otilio señala “estoy casado y por las dos leyes, tengo a mi esposa y tengo a mi hija, por ellas es que trabajo y siempre he trabajado, esto me ha dado para vivir junto con ellas” aseguró contento en el preciso momento en que servia a unos de sus clientes unos refrescantes yukis.

Recordó que cuando joven trabajaba en la entonces Lecha Mitras, de donde posteriormente pasó a otra empresa que actualmente sigue vigente, pero el trato que se le daba no fue el mejor y decidió salir de esa empresa, desde entonces la decisión que tomó fue trabajar por su propia cuenta y por sus sueños que siempre fueron el tener una familia en la que no faltara al menos lo necesario.

“Para mi eso del Día del Padre es algo normal, es como cualquier día, al final hay que seguir trabajando, hay que pagar recibos de agua, de luz en el hogar y todo lo que se ofrezca, por eso si por mi fuera yo vengo a trabajar, siempre he trabajado y no me asusta”, indicó con total seguridad en sus palabras don  Otilio.

Sin embargo, expuso que hoy por petición de su esposa e hija se quedará en su casa, “pos estaremos en la casa, mi señora me dijo que al menos este día me quede a descansar y así lo voy a hacer, no sé si tendremos festejo o no pero lo que si estoy seguro es que no habrá bebidas alcohólicas, nada de eso, ya llevó 8 años sin tomar, lo conseguí yo solo, nada de esos de que alcohólicos anónimos y eso, yo solo, simplemente dije ya no tomo y míreme, 8 años ya”.

Don Otilio Cabello, es un hombre que inicia su jornada a temprana hora y que su horario de trabajo está sujeto a un solo horario, horario que se llama vaciar la hielera con la venta de los yukis,  esté como esté el calor, sea día lluvioso o día soleado, esa es la meta de todos los días.