León resurge, Lobos se hunde

El equipo poblano desaprovecha dos penales y por errores defensivos permite la goleada de 3-0 de la ‘Fiera’ que suma cuatro triunfos consecutivos.

CIUDAD DE MÉXICO.- Luis Advíncula, mediocampista de los Lobos BUAP, en señal de coraje, golpeó tres veces el balón con el puño antes de salirse del campo, el mismo número de goles que le anotó el León a los dirigidos por Rafael Puente Jr. Los esmeraldas ganaron 3-0.
No hay consuelo posible para los Lobos BUAP, quedaron hechos trizas. León, con poco, les anotó tres goles y la goleada no fue mayor porque Jorge Villalpando, que regresó del retiro, salvó en dos ocasiones a la jauría de Puebla.
Hay más nostalgia en el Olímpico de la BUAP que ganas de continuar con un torneo que empieza a estar cuesta arriba para los dirigidos por Rafael Puente Jr. La directiva separó a tres jugadores del plantel en lo que va del torneo. Empezó con William Palacios, que se fue por agredir al goleador del equipo, siguió con Luis Quiñones, fuera por indisciplina, y en su palco estaba el estelar Julián Quiñones, supuestamente lesionados. Los tres pilares en el sorprendente inicio de torneo del equipo poblano y ausentes en los malos momentos de los Lobos.
En el otro lado, el motor es Elías Hernández. El ‘8’ del León acaba de ser convocado por la selección mexicana para la última etapa de las eliminatorias y anda desatado. Lució con el 1-0, tras pase de Luis Montes, dio asistencia para el 2-0 de Mauro Boselli y volvió a sorprender con el 3-0, después de un balón rechazado por Jorge Villalpando, que pegó en el poste y quedó a bocajarro para el ‘Patrullero’. Todo en un tiempo.
En el complemento, Lobos BUAP acabó con sí mismo. El León esperando al contragolpe y luciendo con jugadas de fantasía al ataque, sólo observó cómo los jugadores locales se quebraban la cabeza para intentar acercarse la portería de William Yarbrough. Los ‘Panzas Verdes’ fallaron mucho, pero los de Rafael Puente Jr no aprovecharon.
En los minutos finales, el árbitro Jorge Isaac Rojas marcó un par de penales. El primer lo cobró Jonathan Fabbro, tiempo para que William Yarbrough se lució con una atajada y envió a tiro de esquina. En el córner, Lobos ganó otro tiro penal y en esta ocasión lo cobró Luis Advíncula, el mediocampista estrelló el esférico en el poste, de ahí el coraje que le hizo golpear tres veces la pelota antes de irse del campo.