Llega caravana de 120 migrantes

Ingresan más migrantes, procedentes del continente africano.
PUBLICIDAD

Con el fin de contener cualquier enfermedad que puedan portar, todos los migrantes que vienen del continente africano y de otros países, que buscan cruzar por esta frontera hacia Estados Unidos, serán investigados respecto a las condiciones de salud, vigilados y censados, para saber si cuentan con antecedentes de enfermedades.

Carlos Flores Diego, director de Protección Civil, explicó que, durante las últimas 48 horas, se tiene registro del ingreso a la ciudad de al menos dos grupos de familias; uno de 50 y otro de 70 personas, sin embargo, no están ubicadas, ya que el albergue donde se les recibía está cerrado al público.

“Los migrantes se han dispersado por la ciudad, y están rentando habitaciones en hoteles, casas-habitación, ya que el albergue donde eran recibidos está cerrado y no se abrirá porque no reúne las condiciones necesarias”, no está fácil localizarlos, menos en esta temporada de frío, dijo el director de Protección Civil.

Refirió que los reportes que se tienen, de la llegada de migrantes, establecen que algunos migrantes ni siquiera duermen en Acuña, ya que se dirigen inmediatamente al río Bravo, para ingresar a Estados Unidos.

Flores Diego menciono que de acuerdo a lo que dicen los propios migrantes, es probable que ingresen más personas en esta condición a la ciudad, pero aún no hay un censo real de los mismos.

Agrego que se cree que, al llegar a México, ingresando por la frontera del sur, se les debe de haber practicado revisiones médicas de su estado de salud y de no haberse hecho, si traen alguna enfermedad contagiosa, puede convertirse en un problema de salud pública.

“Se trabaja con el instituto nacional de migración, con el ejército mexicano y con el resto de las autoridades, ya que a cada quien nos corresponde alguna acción a realizar, para atender este tema”, resalto.

Por último, informo que, por parte de Protección Civil, se realizara la colocación de lonas con mensajes en 4 idiomas, en las áreas del parque Braulio Fernández Aguirre, para advertir del alto riesgo que representa cruzar el rio Bravo.

Carlos Flores Diego, director de protección civil y bomberos.