México.- Los Tigres siguen sin dar muestras de vida y sufrieron su tercera derrota consecutiva en el torneo, al caer 1-0 en su visita al Pachuca.

Además, pese a su ataque reforzado, el equipo de Ricardo Ferretti llegó a 277 minutos sin conseguir un gol, registró su quinto juego en blanco de seis jugados y se estancó con apenas cuatro puntos en un arranque de torneo de vergüenza.

Apenas a los 6 minutos los felinos ya perdían, cuando Jonathan Urretavizcaya centró a donde apareció sin marca Franco Jara para abrir el marcador con un cabezazo letal.

En la última jugada del partido, Fernández detuvo un mano a mano a Lozano, en lo que hubiera sido el 2-0.

Los Tigres intentarán componer su camino el próximo viernes cuando visiten al Veracruz.