DE BUENA FUENTE

DE BUENA FUENTE
PUBLICIDAD

Soledad y traición

Esther Quintana, candidata del PAN a una Senaduría, está más sola que una cantina en domingo, y es que apenas comienza a cosechar un poco de las muchas discordias que sembró.

Esther jugó en contra de Memo Anaya en la pasada selección de candidato a gobernador, y apoyó al alcalde Isidro López Villarreal.

Siendo Jefa de Gabinete Municipal, Esther desmanteló el equipo de apoyo del entonces director de Desarrollo Social, Carlos Orta, y luego operó su salida del Municipio.

Ahora Memo Anaya es candidato a Senador y Carlos Orta aspira a la Alcaldía de Saltillo, y ninguno tira un lazo a Quintana.

Tampoco lo hace su exjefe Isidro López Villarreal, que busca una diputación federal, y ya se desmarcó de la también llamada tía Esther.

El que a hierro mata...

*

Libertad de expresión.

Autoridades electorales se mantienen atentas a los desencuentros públicos de candidatos y asesores políticos con los chicos de la prensa y periodistas en la región Centro de la entidad.

Y es que Monclova comienza a convertirse en un punto neurálgico en la difícil convivencia entre políticos y comunicadores.

Ya decía Julio Scherer, decano periodista fundador del semanario Proceso, que la línea entre ambos es muy estrecha, pero jamás deben juntarse, sino ir en paralelo.

Semanas atrás el reconocido periodista saltillense, Francisco de la Peña, publicó en su columna Acontecer, del Heraldo de Saltillo, una advertencia para el jurisconsulto monclovense Ricardo López Campos, al que responsabilizó de cualquier daño a su persona y familia, debido a sus reiteradas amenazas.

Ricardo es tío del candidato panista a alcalde, Alfredo Paredes, y se molestó con Paco por algunas opiniones sobre el desempeño de su sobrino.

Cabe destacar que en el caso de Francisco de la Peña, ejerce con responsalidad y profesionalismo la libertad de expresión.

Para las entidades electorales, otro posible foco rojo en la polarización de la relación prensa-política es Piedras Negras.