DEL RÍO, TEXAS.- De octubre de 2017 a la fecha, once inmigrantes han perdido la vida debido al calor extremo, en su intento por conseguir “El Sueño Americano”.

Esto significa un aumento del 83 por ciento más de decesos en comparación con el mismo período del año pasado.

De acuerdo a estadísticas de la Patrulla Fronteriza, en este año fiscal se han rescatado 22 indocumentados en peligro, a lo largo de la frontera entre Del Río y Eagle Pass.

Por ello, el Sector Sur alertó sobre los riesgos para las personas que intentan ingresar a los Estados Unidos de manera ilegal esta temporada, debido a las temperaturas inusualmente altas de hasta 100 grados.

“La mayoría de las personas que intentan ingresar ilegalmente a este país, no están preparadas para las rigurosas condiciones a las que se enfrentan”, sostuvo Félix Chávez.

Reiteró que el calor extremo, el terreno traicionero y la indiferencia de los contrabandistas humanos por la vida de otras personas, llevan a situaciones que amenazan su vida.

Citó como ejemplo los cinco centroamericanos rescatados y sobrevivientes de una terrible experiencia.