Perdió el brazo, no las ganas de luchar

PUBLICIDAD

Castaños.-Recuerda la fecha como si hubiera sido ayer. Un 28 de julio del año de 1982, un día como cualquier otro, trabajador de la empresa Altos Hornos de México desde los 18 años de edad, se desempeñaba como Hornero, pero este día marcó su vida, cuando la dinamita que utilizaban para destapar un tapón del horno, le explotara en su mano, arrancándole completamente su extremidad derecha.

Es el caso del señor Juan Francisco Riojas Aguirre, de 58 años de edad, quien actualmente es chofer y concesionario de una combi, y quien a pesar de su discapacidad conduce la unidad con una sola mano.

Fue su brazo derecho el que fue amputado aquel año del 1982, desde entonces utiliza una prótesis, sin embargo no la puede mover, por lo que estos 21 años ha conducido un transporte colectivo, afortunadamente sin ningún accidente.

Relató que aquel día 28 de julio, tenían que destapar un tapón del horno y lo hacían con dinamita “Eran como unos 10 cohetes, traían cartón por fuera y en la punta un fulminante, nosotros lo metíamos y de fuera el montador lo tronaba con una pilita, cuando lo poníamos, salíamos y él lo tronaba, esa ocasión me tronó en la mano, apenas lo había soltado y cuando lo tronó me voló el brazo, me llevaron al hospital y me amputaron el brazo”.

En ese entonces el señor Juan Francisco tenía la edad de 23 años, casado y con dos pequeños hijos de un año 8 meses y una bebé de cinco meses.

Aún cuando le ofrecieron una pensión en su trabajo, él pidió que se le continuara otorgando empleo ya que estaba muy joven para estar incapacitado, afortunadamente la empresa le da empleo cinco años más.

Desde entonces invirtió en una miscelánea y un bazar de ropa que al final de cuentas no rindieron frutos como se esperaba, así que decidió comprar la concesión de combi y es con ello que ha logrado salir adelante.

El accidente que tuvo años atrás durante su juventud, no le detuvo y aprendió a manejar con una sola mano, atento, humilde es como conduce y brinda el servicio en una combi blanca con franja naranja.

Él es el señor Juan Francisco Riojas Aguirre, de 58 años de edad, con domicilio en la calle José López portillo 590 de la colonia Independencia en Castaños, ejemplo de perseverancia y amor a su familia, por quienes decidió salir adelante y no caer en una depresión, por la falta de una extremidad de su cuerpo.

Ejemplo de perseverancia y amor a su familia

El accidente que tuvo años atrás durante su juventud, no le detuvo y aprendió a manejar con una sola mano, atento, humilde es como conduce y brinda el servicio en una combi blanca con franja naranja.

Es un ejemplo de perseverancia y amor a su familia, por quienes decidió salir adelante y no caer en una depresión.