Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

Mural ‘Siglos de Acero’

Por Staff / La Voz - 29 enero, 2017
1 / 6
Mural ‘Siglos de Acero’
2 / 6
Mural ‘Siglos de Acero’
3 / 6
Mural ‘Siglos de Acero’
4 / 6
Mural ‘Siglos de Acero’
5 / 6
Mural ‘Siglos de Acero’
6 / 6
Mural ‘Siglos de Acero’

Inspirado en el amor que le tiene a Monclova, a la historia y a las artes, el artista monclovense Jesús Guajardo pinta al óleo un homenaje a su ciudad, quedando plasmado en el interior del Palacio de Gobierno de la Presidencia de Monclova.

Dividido en siete etapas, el Mural “Siglos de Acero” describe gráficamente a La Antigua Coaguila, (como era antes llamado), La villa de Santiago de la Monclova, Los Insurgentes, El Ejército Constitucionalista, hasta llegar a Monclova en la actualidad más una visión al futuro.

“Este óleo de colores cálidos me tomó más de dos años realizarlo, para mi representa la fusión de mis tres pasiones, la historia, las artes y el cariño que le tengo a Monclova, trabajamos mucho en la creación de la idea, afinamos detalles hasta poder hacerlo realidad”, comentó el artista plástico Jesús Guajardo, integrante y cofundador del Taller de Arte Puerta Morada.

Agregó que también es una invitación a que los monclovenses y la gente que visité la ciudad conozca algo de la historia de Monclova. “ No puedo decir que en el mural se encuentra plasmado toda la historia, ya que la historia la vamos escribiendo cada uno de nosotros, lo que también quise plasmar es cómo la empresa de Altos Hornos nos cambió la vida”, detalló.

LA ANTIGUA COAhUILA

En el Valle de Candamo, al pie del Cerro de la Gloria, corren tranquilas las aguas del río de Coahuila cobijadas por frondosos nogales. En esta región habitaron los Coahuiltecos. También se destaca la llegada de Alberto del Canto, Luis Carbajal y de la Cueva, Pedro de Velada y Martín de Zavala, quienes establecen poblaciones de Breve Duración.

El muro también describe la aparición en 1674 de Fray Juan Larios y Antonio Balcárcel, la llegada de don Alonso de León como gobernador de Coahuila, quien funda la Villa de Santiago de la Monclova un 12 de agosto de 1689.

LA VILLA DE SANTIAGO

DE LA MONCLOVA

En la segunda etapa del óleo, se destaca la aparición de don Francisco de Cuervo y Valdés, quien impulsó la construcción de una altiva Ermita a la Señora de Zapopan en el año 1700. La gente se dedicó principalmente a trabajar la tierra. A mediados de siglo llega el nuevo párroco José Miguel Sánchez Navarro quien construye la Parroquia de Santiago Apóstol, inicia un gran latifundio de 7.5 millones de hectáreas que incluía 17 haciendas y muchas estancias para ganado.

En 1781 se construye un Polvorín para resguardar la Pólvora en una loma al sur, en las afueras de la Villa. Durante el gobierno de Antonio Cordero y Bustamante se construyen la Alameda y el Hospital Real con un panteón adjunto y una hermosa plaza.

EN DEFENSA DE LA REPúBLICA

El antiguo Palacio del Gobernador en Monclova, fue asiento del gobernador de Coahuila y Texas, fue ocupado en 1846 por el ejército norteamericano y en 1865 por el francés; Antonio Lopez de Santa Anna y Porfirio Díaz también ocuparon el Palacio en diferentes épocas.

En Monterrey el gobernador Santiago Vidaurri proclama el Plan “Restaurador de la Libertad” que es apoyado por Coahuila, en Monclova el licenciado Miguel Blanco formó la guardia civil llamada Los Rifleros de Monclova, a la cual se adhirió el joven Ildefnso Fuentes, nacido en la Hacienda de Castaños. En 1865 Vidaurri anexa Coahuila a Nuevo León.

El licenciado y general Miguel Blanco Múzquiz es nombrado Secretario de Guerra y Marina por el presidente Benito Juárez en plena invasión del país por las fuerzas francesas; fue a Blanco a quien el 5 de Mayo de 1862, el general Zaragoza dirigió su célebre parte de guerra “Las Armas Nacionales se han cubierto de Gloria”.

EL EJERCITO CONStITUCIONALISTA

Durante la Decena Trágica, el gobernador de Coahuila Venustiano Carranza inicia un movimiento para derrocar al usurpador Victoriano Huerta. Desde el 8 de marzo, Carranza establece al Hotel Internacional de Estación Monclova como cuartel general, en donde recibe apoyo de los ferrocarrileros locales y de las fuerzas auxiliares.

El 18 de abril firma con representantes de los gobiernos de Sonora y de Chihuahua los CONVENIOS DE MONCLOVA, ratificando a Carranza como Primer Jefe del Ejército Constitucionalista.

En julio de 1913, desde la estación se establecen las divisiones del nuevo ejército. En marzo del 14, Francisco Murgía lanza un ataque contra los federales para recuperar Monclova. En el escudo de Coahuila y en el de Monclova, aparece un sol rojo sobre el río de Coahuila, simbolizando ser esta tierra, la cuna de la Revolución Constitucionalista.

LA CAPITAL DEL ACERO

Pasada la revolución, Monclova volvió a la vida tranquila, Estación Monclova con su modernidad y bullicio se había transformado en el municipio de Villa Frontera.

El joven Secretario de Gobierno de Coahuila, el licenciado monclovense Francisco López Serrano, realiza las gestiones ante el presidente Manuel Ávila Camacho, para que una nueva empresa siderúrgica que vendría al país se instalara en Monclova, hace mancuerna con su gran amigo Teódulo Flores Calderón quien proporciona terrenos para la factoría.

Es Harold R. Pape el ingeniero encargado de llevar a cabo el proyecto, así en 1942 nace Altos Hornos de México, S.A. empresa detonadora de la actividad industrial en el centro del estado, el sombrero cambió por casco y los campos por talleres, los obreros se organizaron en sindicatos mineros, metalúrgicos y similares, en las secciones 147 y 288.

Aunado a la producción de acero, el Ing. Pape promueve la vivienda digna para los trabajadores, la educación superior a través de una Escuela de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, los obreros fueron ya ingenieros monclovenses, Fundación Pape Campo San Antonio promueve la cultura mediante el Museo Biblioteca Pape. Monclova tiene un crecimiento exponencial y se transforma en una ciudad moderna. Un nuevo monclovense ha nacido.

VISIÓN DE FUTURO

Ya en pleno siglo XXI, Monclova ha tenido un desarrollo urbano más mesurado que el torbellino de desarrollo y crecimiento poblacional que la envolvió en la segunda mitad del siglo anterior.

Como homenaje en vida a la altruista dama la Sra. Amparo Pape de Benavides, se nombra en su honor a un moderno hospital; el lic. Gerardo Benavides Pape continúa con el desarrollo industrial al frente del Grupo Industrial Monclova.

Para el apoyo a las artes escénicas Monclova cuenta con un teatro de primera.

El lic. Alonso Ancira Elizondo preside el Grupo Acerero del Norte, ofreciendo un crecimiento en la producción acerera a través del Proyecto Fénix, símil con la historia temprana de Monclova: renacer constante.

Los monclovenses nacidos en este siglo, han dejado atrás los viajes transatlánticos de sus ancestros, las conquistas, las guerras que pelearon sus abuelos, han dejado atrás los trabajos forzados y mal remunerados, los monclovenses de hoy quieren para sus hijos, un futuro de cultura, de artes de deporte. En un movimiento encaminado al amor por su ciudad, representada aquí por el escudo de Monclova.