Contactanos

Mundo

Demandan a empresa productora de Skittles; Afirman que dulces contiene una toxina

De acuerdo con el demandante, presuntamente contienen "niveles elevados" de dióxido de titanio, toxina que la empresa se había comprometido a eliminar hace seis años.

Por Agencia - 16 julio, 2022 - 01:19 p.m.
Demandan a empresa productora de Skittles; Afirman que dulces contiene una toxina

Mars Inc. fue demandada por un consumidor que afirma que los caramelos Skittles no son aptos para el consumo porque contienen una toxina conocida que la empresa se había comprometido a eliminar hace seis años.

En una propuesta de demanda colectiva presentada el jueves en el tribunal federal de Oakland, California, Jenile Thames acusó a Mars de poner en peligro a los desprevenidos consumidores de Skittles al utilizar "niveles elevados" de dióxido de titanio, o TiO2, como aditivo alimentario.

La demanda también decía que el dióxido de titanio será prohibido en la Unión Europea el mes que viene después de que un regulador de la seguridad alimentaria del bloque lo consideró inseguro por su "genotoxicidad", es decir, por su capacidad para modificar el ADN.

"Un consumidor razonable esperaría que [Skittles] pudiera comprarse y consumirse con seguridad tal y como se comercializa y vende", dice la demanda. "Sin embargo, los productos no son seguros".

La demanda busca una compensación por daños y perjuicios no especificados por fraude y violación de las leyes de protección al consumidor de California.

Mars no respondió inmediatamente el viernes a las solicitudes de comentarios.

La empresa privada con sede en McLean, Virginia, se había comprometido en febrero de 2016 a eliminar los colorantes artificiales de sus productos alimenticios en los próximos cinco años.

En octubre de 2016, confirmó que el dióxido de titanio estaba entre los colorantes que se estaban eliminando, según el Centro para la Seguridad Alimentaria, una organización sin ánimo de lucro, citando un correo electrónico de Mars.

Según la demanda, el dióxido de titanio se utiliza en pinturas, adhesivos, plásticos y materiales para techos, y puede causar daños en el ADN, el cerebro y los órganos, así como lesiones en el hígado y los riñones.

Con información de ARISTEGUI NOTICIAS

infografias
Artículos Relacionados