Periodico la voz
Periodico la voz
Nación

Terror en Cancún

Por Agencia - 18 enero, 2017
1 / 1
Terror en Cancún

Dentro de un McDonalds el gerente cerró la puerta y ordenó a todos tirarse al piso

CIUDAD DE MÉXICO.- A dos cuadras de la Fiscalía de Justicia de Quintana Roo y en medio de las balaceras, Ana vivió 40 minutos de terror encerrada en un McDonalds.

En entrevista con Grupo REFORMA, relató que, a las 16:05 horas de hoy, mientras compraba comida en este restaurante, empezó a escuchar las detonaciones de arma de fuego, al parecer de una ametralladora.

“Justo a las 16:10 horas escuchamos más ráfagas, por lo que vimos que la gente que estaba en las calles venía corriendo, gritando ‘¡la Procu, la Procu!’”, narró.

“Quisimos salir de esa zona cuando, justo enfrente de nosotros, una patrulla chocó con un vehículo y se empezaron a escuchar más detonaciones y explosiones”.

Dentro del negocio, el gerente decidió cerrar las puertas y ordenó a todos tirarse al piso. Ana dijo que afuera la gente gritaba y se tiraba al piso, mientras que seguían las explosiones.

Durante 40 minutos, vieron pasar a elementos del Ejército, así como patrullas de la policía municipal y la Gendarmería.

“Un policía nos decía que no nos asomáramos, ya que justo enfrente tenían resguardada toda esa área y estaban en posición de ataque”, contó.

“Yo sólo pensaba que no se iniciara de nuevo la balacera porque que los cristales ya no iban a soportar”

Aunque las detonaciones duraron 30 minutos, Ana y las demás personas salieron del lugar 40 minutos después del inicio de la balacera. A unas cuadras del lugar, el esposo de Ana vio el cadáver de un hombre.

Otra mujer vivió una experiencia similar. Se trata de Sandra, quien aguardaba el camión sobre la calle de Coba, una cuadra antes de la Fiscalía, cuando escuchó dos detonaciones de arma de fuego.

En ese momento llegó el autobús, dice, cuyo chofer tocaba el claxon y apresuraba a la gente a subir.

“Al avanzar la siguiente cuadra, en Avenida Coba con Andrés, comenzó el tiroteo; se escuchaban muchos balazos”, narró en entrevista.

“El chofer nos gritó ‘¡todos al piso!’ y todos se tiraron al suelo con mucho miedo. Lo bueno es que el chofer no perdió el control y supo manejar la situación”.

Frente a ellos, un automóvil con una mujer y una niña a bordo se estrelló en la banqueta; en tanto, la gente en la calle corría y veían pasar policías armados.

El autobús continuó su camino sobre Avenida Rojo Gómez Kabah, desde donde siguieron escuchando los balazos.